viernes, 10 de julio de 2009

Proverbios árabes

"Castiga a los que te tienen envidia haciéndoles el bien".

"Si un negocio te abruma por el principio, comiénzalo por el fin".

"Es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad".

"La herida causada por una lanza puede curar, pero la causada por la lengua es incurable".

"Siéntate a tu puerta y verás pasar el cadáver de tu enemigo".

"Quien quiere hacer algo encuentra un medio, quien no quiere hacer nada encuentra una excusa".

"Para fortalecer el corazón, no hay mejor ejercicio que agacharse para levantar a los que están caídos".

"Luego que has soltado la palabra, ésta te domina. Pero mientras no la has soltado, eres su dominador".

"Sé amigo de ti mismo y lo serás de los demás".

"Las mejores visitas son las más cortas".

"Cada sol tiene su ocaso".

"La paciencia es la llave de la solución".

"Ten buena memoria, si eres mentiroso".

"El huevo de hoy es mejor que la gallina de mañana".

"Tu secreto debe pasar a formar parte de tu sangre".

"Cuando desees, desea mucho".

"Hasta la raíz más pequeña encuentra su leñador".

"El hombre más rico es el que sabe qué hacer al día siguiente".

"Lloras como mujer lo que no pudistes defender como hombre".

"Si tu madre es una cebolla y tu padre un ajo, no puedes tener buen olor".

"La astucia del que no tiene astucia es la paciencia".

"La imagen de la amistad es la verdad".

"Nadie come mejor que el que se procura la comida con sus propias manos".

"Antes de conocer bien a un amigo conviene haber comido mucha sal con él".

"Si estás enamorado, te basta con oler una rosa, si eres un grosero, entras y destruyes el jardín".

"Quien está enamorado de las perlas se tira al mar".

"Al perro que tiene dinero se le llama señor perro".

"El pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo".

"Para disfrutar hay que empezar por olvidar".

"La crueldad es la fuerza de los cobardes".

"Con fuerza de voluntad, incluso un ratón puede comerse un gato"

"Hay cuatro cosas que no vuelven: la flecha arrojada, la palabra ya dicha, la oportunidad desperdiciada y la vida pasada".

"Una sola mano no puede aplaudir".

"Una piedra lanzada por la mano de un amigo es como una flor".

"Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo".

"Sólo se tiran piedras al árbol cargado de frutos".

"Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, mírate a un espejo".

"Quien se empeña en pegarle una pedrada a la luna no lo conseguirá, pero terminará sabiendo manejar la honda".

"Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación".

"No intentes poner recta la sombra de un bastón torcido".

"Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas".

"Si quieres torturar a los sabios haz que sus acompañantes sean estúpidos".

"Los que de veras buscan a Dios, dentro de los santuarios se ahogan".

"Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo".

"Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría".

"La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía".

"Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan".

"Cuatro cosas hay que nunca vuelven más: una bala disparada, una palabra hablada, un tiempo pasado y una ocasión desaprovechada".

"No seas tan blando que te expriman, ni tan duro que te rompan".

"La crueldad es la fuerza de los cobardes".

"Un corazón tranquilo es mejor que una bolsa llena de oro".

"Y ten paciencia con la maquinación de los envidiosos, porque tu paciencia los matará, porque el fuego se come a sí mismo si no encuentra a quien comerse".

"Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación".

"El hombre es enemigo de lo que ignora".

"El que espía escucha lo que le desagrada".

"La envidia señala las virtudes del envidiado, y los defectos del envidioso".

"Estate atento cuando tu enemigo te sonría: la fiera muestra los dientes antes de atacar".

"El hombre no puede saltar fuera de su sombra".

"Eres esclavo de tus palabras y dueño de tus silencios".

"Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad".

"¿Cuándo será el fin del mundo? El día que yo muera".

"Cuando otro sufre es madera que sufre".

"Si no puedes decirlo en el mundo, dilo en tu país. Si no puedes decirlo en tu país, dilo en tu ciudad. Si no puedes decirlo en tu ciudad, dilo en tu casa. Si no puedes decirlo en tu casa, debes decírtelo a ti mismo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada