viernes, 24 de julio de 2009

Nasrudin

Las instrucciones

Nasrudin estaba tratando de construir una casa. Sus amigos tenían casa y algunos eran carpinteros o constructores. Le agradaba recibir sus sugerencias. Uno después de otro, y algunas veces todos juntos,
le dijeron lo que debía hacer. El Mullah siguió al pie de la letra todas
las instrucciones de cada uno. Cuando el edificio estuvo finalizado,
no se parecía en nada a una casa.
—¡Qué curioso, dijo Nasrudin, después de todo, hice exactamente lo que todo el mundo me dijo que hiciese!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada