viernes, 24 de julio de 2009

Nasrudin

La voluntad de Dios

—Hágase la voluntad de Dios, decía un hombre pío acerca de una cosa insustancial.
—En cualquier caso, siempre se hace, dijo el Nasrudín.
—¿Cómo puedes demostrarlo, Mullah?
—Y, es bastante fácil. Si no estuviera haciéndose siempre, seguro que entonces, en un momento u otro, se haría mi voluntad, ¿o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada