domingo, 19 de julio de 2009

Nasrudin

Los minaretes

Nasrudín vagaba por un camino del desierto, cuando se encontró con tres feroces beduinos. Habían estado discutiendo.
—Existen tres posibilidades en cuanto al modo como aparecieron los minaretes, dijeron. Acabamos de saber de ellas y nos preguntamos cuál será la verdadera.
—Expongan sus teorías y yo juzgaré, dijo Nasrudín, pues no estaba seguro.
—Cayeron del cielo, dijo el primero.
—Fueron construidos dentro de un pozo y luego elevados, manifestó el segundo.
—Crecieron como los cactus, dijo el tercero.
Cada uno de los hombres extrajo un cuchillo para reforzar su posición.
—Están equivocados. Fueron construídos en tiempos muy remotos por gigantes, cuyo alcance de brazos era extremadamente mayor que los nuestros. Arguyó Nasrudín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada