domingo, 19 de julio de 2009

Dormir no es hacer algo

Nasrudín quería sustraer fruta de un puesto, pero el dueño tenía un zorro que se encargaba de la custodia. Alcanzó a oír cuando le decía
al animal:
—Los zorros son más astutos que los perros y quiero que vigiles este puesto con astucia. Siempre hay ladrones al acecho. Cuando veas a alguien haciendo algo, pregúntate por qué lo está haciendo, y si es que puede estar relacionado con la seguridad del puesto.
Cuando el hombre se marchó, el zorro se ubicó al frente del puesto,
y vio a Nasrudín merodeando en un prado vecino.
El Mullah se acostó de inmediato, y cerró los ojos.
El zorro pensó: "Dormir no es hacer algo". Tanto observar a Nasrudín, también el zorro comenzó a sentir sueño. Se echó, y quedó dormido. Entonces, Nasrudin, lentamente y con cautela, sustrajo algo de fruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada