jueves, 23 de julio de 2009

Nasrudin

El erudito

Nasrudin consiguió trabajo de barquero.
Cierto dia, transportando a un erudito, el hombre le pregunta:
—¿Conoce usted la gramática?
—No, en absoluto, responde Nasrudin.
—Bueno permítame decirle que ha perdido usted la mitad de su vida,
le advierte con desdén el erudito.
Poco después, el viento comienza a soplar fortísimo y la barca está
a punto de ser tragada por el oleaje. Y, justo antes de irse a pique, Nasrudin le pregunta a su pasajero:
—¿Sabe usted nadar?
—¡No!, contesta aterrorizado, el erudito.
—Bueno, ¡permítame decirle que ha perdido usted toda su vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada