domingo, 19 de julio de 2009

Nasrudin

Dos preguntas por 10 monedas

Nasrudín siempre andaba corto de dinero y montó un tenderete en el mercado con un letrero que decía: 'Se contestan dos preguntas sobre cualquier tema por 10 monedas'. Un hombre tenía dos preguntas muy urgentes que hacerle y entregó sus monedas de plata mientras decía:
—Diez monedas por dos respuestas es algo caro, ¿no cree?
—Sí, respondió Nasrudín, ¿la otra pregunta, por favor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada