domingo, 19 de julio de 2009

El changador

-Levanta esta bolsa y llévala a mi casa, le dijo Nasrudín a un joven changador en el mercado.
—A su servicio, señor ¿Dónde queda su casa?.
El Mullah lo miró estupefacto:
—Eres un rufián con mala fama y posiblemente un ladrón ¿Tu Crees
que voy a decirte dónde queda mi casa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada