sábado, 18 de julio de 2009

Un hermoso pavo

Un loro que tenía un vocabulario increíblemente amplio fue subastado en Estambul en dos mil pesos. Nasrudin quedó muy sorprendido.
Al día siguiente decidió llevar a su pavo, que era grande y feo, a la plaza del mercado. La mejor oferta que recibió fue de seis pesos, así que Nasrudin animó a la multitud a que subieran más, porque su ave era más grande que el loro que habían vendido por dos mil pesos.
—¡Aquél era un hermoso loro, y podía hablar exactamente igual que un hombre!, gritó alguien.
—¡Éste es un hermoso pavo y puede pensar exactamente igual que un hombre!, replicó Nasrudin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada