miércoles, 15 de julio de 2009

Nasrudin

Insomnio

El Mullah Nasrudin padecía de insomnio y acudió a un psiquiatra.
El psiquiatra le dijo:
—Haz una cosa. Tú comercias con lana, conoces las ovejas. Ponte a contar ovejas. Comienza a contarlas, desde uno hacia delante, sin parar. Finalmente, te dormirás.
Al día siguiente, el Mullah fue nuevamente, esta vez muy excitado, medio loco. Entró del psiquiatra tan violenta y airadamente que éste se asustó. Le dijo:
—¿Qué sucede, Nasrudin?
—Antes de usar su método, yo dormía dos, tres horas, por lo menos. Pero anoche no pude dormir ni siquiera eso porque me puse a contar sin detenerme, miles de ovejas, Y entonces pensé: 'Esto no funciona'.
Empecé a esquilarlas, a acumular montañas y más montañas de lana. Y luego pensé: 'Esto no funciona', y comencé a fabricar mantas con ella, que es a lo que me dedico. ¡Diez mil mantas! Pero, ¿quién me las va a comprar?... Me ha vuelto completamente loco. Ahora, estas diez mil mantas están en mi cabeza. Y el mercado está bajo, las cosas no van bien y es difícil encontrar compradores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada