domingo, 19 de julio de 2009

Nasrudin

La ración del burro

Nasrudin compró un burro. Alguien le dijo que tendría que darle una cantidad determinada de comida todos los días. Pero considerándola excesiva, decidió experimentar e ir acostumbrandolo a comer menos. Por lo tanto, cada día le disminuía la cantidad. Finalmente, cuando redujo la ración a casi nada, el burro cayó muerto.
—Lástima, dijo el Mullah. Si hubiera tenido tan solo un poco más de tiempo, antes que muriera, lo hubiera acostumbrado a vivir sin comer absolutamente nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada