sábado, 18 de julio de 2009

Tal vez nos deje algo

-Oigo un ladrón en el piso de abajo, susurró una noche la mujer del Mullah.
-No oigo nada, contestó Nasrudin. No tenemos nada que pudiera robarnos. Si hay suerte, tal vez nos deje algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada