miércoles, 15 de julio de 2009

Nasrudin

El secreto de la longevidad

Nasrudín llegó a cumplir ciento cuatro años.
El cadi más importante de la región envió un emisario a entrevistarlo.
—¿Cómo hizo usted para llegar a esa edad tan avanzada?, preguntó el emisario.
—Estoy convencido, contestó Nasrudín, de que mi larga vida se debe a que nunca discuto con nadie.
—¡Vamos!, contestó incrédulo el emisario. ¡No va a tratar de hacerme creer eso!
—Entonces debo estar equivocado, dijo el Mullah. Debe ser por alguna otra razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada