sábado, 4 de julio de 2009

Nasrudin

La secretaria

—Tienen una interesante costumbre en Inglaterra, dijo Nasrudín y me gustaría copiarla.
—¿Qué costumbre es esa?
—Los hombres de negocios se llevan a sus secretarias a París y fingen que son sus esposas.
—¡Pero si tu no tienes secretaria!
—Cierto, ya he pensado en eso. Lo que tengo que hacer es llevar a mi mujer a París y decir que es mi secretaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada