viernes, 10 de julio de 2009

proverbios egipcios

"No hables en falso de un hombre; no separes el corazón de tu lengua".

"El corazón de un hombre es como el depósito de un granero donde se almacenan respuestas de toda clase; elige las que son buenas y exprésate con ellas, pero guarda cuidadosamente en tu interior las malas".

"Un discípulo pertenece a la semilla de tu propia energía espiritual. No separes de él tu corazón".

"Dios hace crecer el alma de quien se halla en íntima soledad".

"Aun cuando todo llega a su fin, el Ideal permanece".

"No te entregues a la maquinación contra la especie humana".

"Quien se encuentra abrumado por la injusticia desea que su corazón sea lavado, más incluso que la realización de aquello por lo que ha venido".

"Sé silencioso, eso es más útil que la jactancia. Habla tan sólo cuando sepas que aportarás una solución".

"Sigue a tu corazón durante el tiempo de tu existencia. No hagas más de lo que te dicte, y no reduzcas el tiempo en el que sigas a tu corazón, pues el bienestar sufre mucho cuando se cercenan los deseos del corazón. No reprimas nada de aquello que necesitas diariamente para el cuidado de tu casa, porque la riqueza surge cuando se sigue al corazón; no hay riqueza completa si el corazón es despreciado".

"Un discurso prudente es más raro que la esmeralda. No repitas nunca lo que un hombre, príncipe o campesino, ha dicho abriendo su corazón".

"La bondad y la cortesía y el ejercicio de ellas es propio del hombre feliz".

"El efecto de las palabras negativas no se limita a perjudicar a la persona a la que van dirigidas sino que mancha el propio corazón y la mente de aquel de donde provienen".

"No hables en contra de nadie, grande o pequeño. Hacer esto es una abominación de tu propia energía creadora".

"Si eres poderoso actúa de modo que seas respetado en función de tu conocimiento, tu experiencia y la serenidad de tu lenguaje. No des órdenes más que cuando sea necesario".

"Si eres un jefe destinado a dar directrices a muchos, busca cada oportunidad de ser eficaz".

"No hay nadie que engañe a otro y que a su vez no resulte engañado"

"No jures en falso cuando te encuentras en dificultades, para no quedar en peor situación que la que ahora tienes".

"En la vida no puedes conseguir nada con gritos y violencia".

"Infórmate de todas las cosas para que puedas entenderlas".

"no hables de asuntos secretos. Si alguien habla así en tu casa, hazte el sordo"
"El hombre insignificante que se comporta con arrogancia, inspira odio y desprecio. El hombre importante que se comporta con modestia tiene el respeto de todos".

"Quien tergiversa la verdad al transmitir un mensaje y sólo lo repite con palabras que complacen a todos, sean nobles o plebeyos, es un ser abominable".

"No huyas cuando te han golpeado, por temor a que dupliquen tu castigo. Quién enfrenta con valentía una desgracia, no sentirá todo el rigor de ese infortunio".

"No gires en círculo, simplemente para no permanecer inmóvil".

"No repitas un rumor malediciente, no lo escuches".

"La ruina de un hombre reside en su lengua; cuida de no perjudicarte a ti mismo".

"Lo mismo que haces por tus progenitores, hará tu hijo por ti".

"Es mejor ser mudo que hablar desmedidamente".

"Egipto puede estar sin mí, pero yo no puedo estar sin egipto".

"Di pan al hambriento, di vestido al desnudo".

"El corazón no ha engendrado el odio; las palabras lo han engendrado".

"Quien come mucho no puede dormir".

"Yo no puse obstáculos en las aguas cuando debían correr; y no apagué el fuego en el momento que debía arder".

"Es así que yo traigo en mi Corazón la Verdad y la Justicia: porque he sacado de él todo Mal".

"Yo te doy todo lo que hecho con mis manos".

"Donde caen las pisadas del Maestro, los oídos de aquellos preparados para su enseñanza se abren de par en par".

"El tiempo de las hazañas en la tierra, no dura más que un sueño".

"No canses a tu corazón, hasta el día en que se eleve el lamento funerario por ti".

"Sigue a tu corazón mientras vives".

"Robar es natural para aquél que nada tiene...¡Un crimen aquél que no tiene necesidades!"

"La justicia es para toda la eternidad; desciende a la necrópolis con aquél que la practique".

"Hazte por tanto el día dichoso, y no te canses nunca de esto".

"La marcha instruye al asno".

"Goza plenamente de tu juventud; los días festivos son cortos. Y el destino del hombre es la muerte. Nadie puede escapar a ella".

"Si te va bien, no te atormentes temiendo que te pueda ir mal".

"Cuando la oportunidad pasa, se busca, en vano, apresar otra".

"No seas mezquino; la riqueza no da seguridad. La riqueza domina a su dueño".

"Si alguien está a tu lado, no comas tu pan sin invitarlo a que lo comparta contigo".

"El hombre que pronuncia palabras aviesas no puede esperar de los demás actos de bondad".

"Quien se esconde detrás de su amo, tendrá quinientos amos".

"Habla suavemente a quien te ha hablado con ira, porque las palabras suaves son una medicina para tu corazón".

"No te ufanes de tu saber, ni presumas demasiado de tu condición de hombre instruido. Toma consejo tanto del ignorante como del docto".

"Si escucháramos las historias que cuentan los árboles, nos conectaríamos con el Todo".

"Imita a tus antepasados, porque el trabajo se lleva a cabo a través del conocimiento; mira, sus palabras perduran en la escritura. Abre el libro, para que puedas leer y aprovechar sus conocimientos. Incluso el experto acrecentará su saber".

"Oculta el bien que haces, imita al nilo que oculta su fuente".

"Oír es precioso para el que escucha".

"Antes de poner en duda el buen juicio de tu mujer, fíjate con quien se ha casado ella".

"Tira al Nilo al hombre afortunado, que volverá a salir con un pez en la boca".

"Una mujer bella es el paraíso de los ojos, el infierno del alma y el purgatorio de la bolsa".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada