lunes, 3 de agosto de 2009

Nasrudin

No lo diga tan fuerte

Nasrudin estaba sufriendo de lo que parecía ser un caso notorio de ataque de nervios. Venía de un largo período de salud quebrantada y decidió finalmente llamar al doctor.
—Esta usted en graves problemas, dijo el doctor. Esta viviendo con un mal terrible; algo que lo esta posesionando desde la mañana hasta la noche. Debemos de encontrar lo que es, y destruirlo.
—Shhh, doctor, está completamente en lo cierto, pero no lo diga tan fuerte, ella está sentada en el otro cuarto y lo puede oír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada