viernes, 28 de agosto de 2009

Pesimista



Había tantas manzanas en el jardín de Nasrudin, con todos los árboles frutales en plenitud.
—Esta vez la cosecha es tal que lloverá oro ¿Tú qué piensas, Mullah?, dijo un vecino.
—Todo está bien, pero ¿dónde conseguiré las manzanas podridas para alimentar a los animales?, se lamentó Nasrudin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada