domingo, 29 de noviembre de 2009

Nasrudin

Sueño perdido



Nasrudin caminaba por la calle a medianoche.
—¿Qué andas haciendo a estas horas de la noche, Mullah?, le preguntó el sereno, en la esquina.
—Es que se me fue el sueño y ando buscando por dónde podría andar, le contestó Nasrudin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada