jueves, 3 de diciembre de 2009

Nasrudin

Eterno optimismo

El Mullah Nasrudin irritaba continuamente a sus amigos con su eterno optimismo. Por muy grave que fuese la situación, siempre decía que "podría haber sido peor". Para quitarle esa fastidiosa costumbre, sus amigos decidieron inventar una situación tan decididamente aciaga y tan horrible que ni siquiera al Mullah sería posible encontrar un atisbo de esperanza.
Un día, le abordaron en el bar del club y uno de ellos le dijo:
—Nasrudin, ¿te has enterado de lo que le ha pasado a George? Llegó a su casa la noche pasada y encontró a su mujer en la cama con otro hombre; los mató a los dos y luego se quitó la vida.
—Terrible, dijo el Mullah, pero podría haber sido peor.
—¿Cómo demonios podría haber sido peor?, preguntó estupefacto su amigo.
—Bueno, dijo Nasrudin, que si hubiese pasado el día anterior, ahora
yo estaría muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada