martes, 27 de abril de 2010

Nasrudin

El abogado y el forense

Nasrudin era un médico forense y fue llamado a testificar en la corte. El abogado de una de las partes le preguntó:
—¿Está usted seguro que el señor Salim estaba muerto cuando se le realizó la autopsia?
Nasrudin: Lo estoy.
Abogado: ¿Ha comprobado el pulso?
Nasrudin: No.
Abogado: ¿Verificó la respiración, cuando se hizo la autopsia?
Nasrudin: No.
Abogado: ¿Ha comprobado su presión arterial.
Nasrudin: No.
Abogado: Entonces, podría haber estado vivo antes de la autopsia.
Nasrudin: No, no podía.
Abogado: ¿Cómo sabe que no estaba vivo?
Nasrudin: Yo, tenía su cerebro en un frasco.
Abogado: Pero, todavía podría estar vivo.
Nasrudin: Sólo si era un abogado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada