viernes, 14 de mayo de 2010

Nasrudin

Buenos modales

El Mullah Nasrudin, ofuscado, fue una tarde a ver a su abogado.
El jurista, enterándose del por qué de la visita, le preguntó:
—¿Qué razones crees que tienes para un divorcio?
—Los modales de mi esposa, responde el Mullah. Oh, tiene tan mal comportamiento en la mesa, que está deshonrando a toda la familia.
—Eso es malo, arguyó el abogado, ¿Cuánto tiempo has estado casado?
—Nueve años, puntualizó Nasrudin, ¡nueve años!
—Pero, si has sido capaz de soportar su comportamiento en la mesa durante nueve años, sostuvo el abogado, no puedo entender por qué quieres el divorcio ahora.
—Bueno, precisó el Mullah, yo no lo sabía antes. Acabo de comprar un libro de buenos modales esta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada