sábado, 31 de agosto de 2013

Nasrudin

No hay mucha competencia

El hombre, nuevo en la ciudad, se sincera:
—Mullah Nasrudín, he venido aquí a vivir honradamente.
—Bueno, dijo el Mullah, no hay mucha competencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada