miércoles, 26 de noviembre de 2014

Nasrudin

Palpitaciones

—Ten cuidado, Nasrudín, dijo su avariento anfitrión al verle vaciar el tercer tazón de sopa. Dicen que demasiada comida salada hace que el corazón palpite demasiado.
—¿El tuyo o el mío?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada