martes, 25 de noviembre de 2014

Nasrudin

¿Empanadas o migajas?

Cierto día, el panadero envió a Nasrudín a palacio con una carga de empanadas recién hechas.
—¿Qué llevas ahí?, preguntó el desconfiado guardia hurgando en la carga con un palo.
—Si continúas hurgando, llevaré migajas, contestó el Mullah.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada