martes, 11 de noviembre de 2014

Nasrudin

A quién respetar

—Dime, Nasrudín, preguntó el alcalde, ¿quiénes son los hombres a los que respetas más?
—Quienes me invitan a que me una a ellos en una mesa rebosante de manjares exquisitos, respondió el Mullah.
—¡Tienes que venir a cenar!, dijo sonriendo el alcalde.
—Entonces, desde esta noche, tú tendrás mi respeto, dijo Nasrudín.

¿Por qué pagar dos veces?

Nasrudin comió en un restaurante y dejó la cuenta sin pagar. El dueño salió detrás persiguiéndole:
—¡No puedes irte sin pagar!
—¿Compraste los ingredientes en el mercado?, preguntó el Mullah.
—Sí.
—Entonces la comida ya se ha pagado una vez. ¿Por qué pagarla dos veces?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada