miércoles, 3 de diciembre de 2014

Nasrudin

Un hombre espiritual

Un hombre visitó al Mullah y le dice:
—Me he acercado a ti porque, después de siete años de ser discípulo de un supuesto maestro, me he dado cuenta de que no era un hombre espiritual.
—¡Quia!, me recuerdas al hombre al que le preguntaron por qué había dejado su casa tras vivir alli siete años, y respondió que acababa de descubrir que no tenía cuarto de baño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada