domingo, 19 de julio de 2009

La cuerda y el cielo

Un místico Sufí detuvo a Nasrudín en la calle. Para probar si el Mullah era sensible al conocimiento interior, realizó un ademán señalando al cielo.
El Sufí quiso decir: "Sólo existe una verdad que todo lo cubre".
Quien acompañaba al Mullah, un hombre común, pensó: "El Sufí está loco. ¿Qué precauciones tomará Nasrudín"?
Nasrudín buscó dentro de su mochila, sacó un rollo de cuerda y se lo dio a su acompañante, que le dio este significado: "Excelente; si se pone violento, lo ataremos".
El Sufí interpretó lo que Nasrudín quería decir, de esta manera:
"La humanidad común trata de encontrar la verdad con métodos tan inapropiados como el de quien pretende trepar al cielo sirviéndose
de una cuerda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada