lunes, 19 de octubre de 2009

Nasrudin

No sé qué lado creer

En cierta ocasión, Nasrudin alquilaba asnos, y un cliente que hubo montado uno retrocedió ante el estruendoso rebuzno del animal.
—Despreocúpese, no tema, lo tranquilizó Nasrudin, por la forma en
que lo ha recibido, puede darse cuenta de que es muy sociable.
El hombre manoteó y dijo algunas palabras subidas de tono.
El Mullah Nasrudin respondió:
—No sé qué lado creer. Los dos tienen una razón que defender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada