sábado, 28 de noviembre de 2009

Nasrudin

El ayuno

El Mullah Nasrudin, convencido que por una vez ayunaría los treinta días de Ramadán, decidió llevar la cuenta poniendo una piedrita en una olla por cada día que pasara.
Su hija pequeñita, observando al padre hacer esto, comenzó también
a traer piedras de todo el jardín, y a introducirlas en la olla.
El Mullah nada sabía de esto.
Días más tarde, unos viajeros que pasaban, le preguntaron la cantidad de días del mes de ayuno que habían pasado ya.
Nastudln corrió hasta su olla a contar las piedras y al regresar, dijo:
—Treinta y cinco.
—¡Pero si sólo hay treinta días en el mes!
—Yo no exagero, dijo el Mullah con dignidad, ¡muy por el contrario!
La verdadera cifra es ciento cincuenta y tres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada