miércoles, 14 de abril de 2010

Nasrudin



Las dotes

Un hombre rico era el padre de varias hijas solteras. Estaba tratando con esmero de casar a sus hijas a la brevedad.
Un día se encontró con el Mullah Nasrudin, en una reunión, y vio en él a un futuro candidato para alguna de sus hijas.
—Tengo varias hijas, dijo el hombre rico a Nasrudin.
—Eso es bueno, dijo un despreocupado Mullah.
—Me encantaría, verlas buenamente casadas, y también me gustaría decir que todas irán a la casa de su marido con riqueza y prosperidad.
—¿Quieres decir que la dote ...? Comentó Nasrudin.
—Ah, bueno, puedes ponerlo de esa manera, comentó el hombre rico
y agregó:
'Mi hija menor tiene veintiún años y tendrá una dote de 10 rupias lakhs. La siguiente tiene treinta años de edad y tendrá una dote de 20 rupias lakhs. Otra hija mía tiene cuarenta años y tendrá una dote de 30 rupias lakhs'.
—¡Oh, qué bueno!, exclamó Nasrudin, que durante algunos segundos parecía tan inmerso en sus pensamientos, como si algo recorriera su mente. De repente, le dice al hombre rico. Me pregunto... si usted tiene una hija soltera de unos ochenta años de edad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada