miércoles, 19 de noviembre de 2014

Nasrudin

La próxima vez

Una noche, un ladrón escaló la casa de Nasrudín y robó la manta de su cama.
—¿Y, qué esperas?, le cuestionó su mujer. Persigue al sinvergüenza y recupera la manta.
—Le agarraré cuando vuelva por la cama, dijo Nasrudín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada