domingo, 14 de septiembre de 2014

Nasrudin

Enviado por Dios

Nasrudin estaba sentado cercano al mar cuando una ola le barrió y se llevó sus sandalias.
—Esa ola ha sido enviada por Dios, dijo un infaltable entrometido.
—¡Dios, Dios!, dijo con rimbombancia Nasrudín. Le llevaría al tribunal por la pérdida de mis sandalias, pero probablemente el juez fallaría a su favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada